5 mar. 2018

[Crítica] El hilo invisible

El hilo invisible

Título original: The Phantom Thread
Año: 2017
Duración: 130 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Paul Thomas Anderson
Guion: Paul Thomas Anderson
Productora: Annapurna Pictures, Focus Features, Ghoulardi Film Company, Perfect World Pictures

Sinopsis


En medio del glamour de Londres en los años cincuenta, el renombrado diseñador de vestuario Reynolds Woodcock y su hermana Cyril son los encargados de vestir a figuras tales como la familia real, estrellas de cine, herederos, socialités y dames con el estilo tan característicos de la Casa de Woodcock. Las mujeres entran y se van de la vida de Woodcock, brindándole compañía e inspiración al diseñador, que es soltero; hasta que conoce a Alma, una joven de voluntad fuerte, quien pronto se convierte en su musa y amante.


Opinión


La película me ha dado una sensación extraña. No me ha parecido mala, de hecho me ha sido bastante entretenida, pero es verdad que deja un regustillo amargo al acabar la proyección.

Su ritmo es lento y aunque en una primera parte está bien llevado, la extensa duración de su metraje hace que al final acaba cansando y es normal que a uno se le acabe haciendo un tanto larga.



El principio comienza de una manera fluida, conocemos al excéntrico modista y cómo conoce a su nueva modelo y vemos la relación que va surgiendo entre ellos dos. Aquí se van dando matices de por dónde irá la trama y ya intuimos las complicaciones que surgen de esta relación. 

El problema es al momento de llegar a la segunda parte. Tal vez sea porque ya se empieza a notar su duración, pero es lo que más frío me ha dejado. A partir de aquí es cuando menos se entiende a los personajes, toman unas decisiones que quedan un tanto inverosímiles. Se puede entender lo que pretendían contar, ya que se habla de una relación insana y es normal que no se sea del todo consciente en una, pero aun así veo exagerado cómo acaban tomándose las cosas.



Los personajes empiezan con gran fuerza, especialmente Woodcock, ya que es de quien depende la trama y siempre se muestra como alguien interesante y la manera en la que se va descuidando en pos del amor se ve reflejado de forma muy natural. El problema es que en la segunda parte pierden fuelle con los cambios que se van introduciendo, ya dije que es cuando van tomando decisiones que a veces quedan un tanto precipitadas.

En cuanto a visual, la película cumple de maravilla. Tratándose de un modisa, la verdad es que en cuestión de creatividad no le falta y vemos una gran cantidad de vestidos de toda índole que se ven preciosos.



Quizá también falla un poco en cómo enfocan las cosas. Aunque el amor que surge entre ellos dos es el pilar central de la película, hay veces que queda un tanto relegado, es decir que se abren unas subtramas que parecen que van a dar a más, pero no. Esto deja un poco la sensación de que no sabes por donde va la película y mosquea el no saber por dónde va, cuál es su objetivo. Por ello el final sorprende, da muchos vuelcos y hay muchos momentos en los que parece que irá por otros giros.

El tono no siempre cuadra del todo y hay momentos en el que sientes que no es el adecuado. Por ejemplo, no sé si pretendían dar intriga, pero recuerdo que en la Woodcock y Alma van a su primera cena hay un momento en el que éste daba un aura de que que estaba loco y parecía que iba a ir por otro camino.



En fin, desde mi punto de vista creo que si hubiera durado menos y hubieran sido más concisos en determinados momentos, creo que habría quedado mejor. Lo que no quita que de por sí ya sea un producto de lo más interesante donde vemos la peor cara de una relación "tóxica" que surge de una manera en la que no te das cuenta.

Nota: 6,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario