19 feb. 2018

[Crítica] El paciente


El paciente


Título Original: The Patient
Autor: Michael Palmer
Publicación: 2002
Páginas: 382
Editorial: Círculo de Lectores
ISBN: 84-226-9539-1



Sinopsis


Tras la primera y exitosa operación quirúrgica llevada a cabo por ARTIE, un robot fabricado para realizar intervenciones neurológicas de alta precisión, el Centro Médico Eastern de Massachusetts salta a la palestra informativa internacional. Un rotundo éxito que no pasará desapercibido para el abyecto criminal Claude Malloche, a quien se le ha diagnosticado un tumor cerebral y que verá en ARTIE la única vía para salvar la vida.


Opinión


Una novela de lo más interesante que explora los problemas que acarrea el éxito, en este caso, llevado a un hospital.

La trama comienza fuerte con una situación que más tarde se hila con la historia principal que poco a poco va desarrollándose para llegar a un clímax de lo más absorbente. El ritmo que lleva me parece de lo más adecuado, la lectura nos se hace pesada e indaga en los momentos de mayor interés mientras que para escenas cotidianas y si relevancia, avanza con mayor rapidez.

El argumento se ve muy cuidado tanto en la documentación en todo lo que concierne a la cirugía, el procedimiento habitual en una operación, hasta el progreso de la robótica que sería llevado a cabo en este tipo de procesos, con lo que se estudia hoy día. Más allá de eso, aunque buen aliciente, es por lo natural que van pasando las cosas, todo lo que conlleva que el hospital alcance su gran auge y los giros que les lleva al hospital a salvarse del criminal. Todo narrado con un buen tono que sabe ponerte en la situación.

La protagonista resulta fácil de empatizar porque es bien más acarrea con todo. Podría decirse que es quien lo controla todo, ya que es la que tiene mayor conocimiento y a la vez la más ninguneada por su jefe. De hecho es que en todo momento se ve cómo tiene que sacar las castañas del fuego. Por ello, considero que se echa en falta un epílogo, porque después de todo lo que ha pasado Jessie, hubiera estado bien verla en un ambiente más relajado, aunque sólo fuera verla dando el suspiro más grande de su vida. No digo que esté mal cómo lo han dejado, pero creo que tampoco hubiera quedado mal.

Del resto de personajes, bueno, como la trama en un principio, quedan de manera un tanto lineal. Quiero decir, está bien como está, pero eso no quita que hubiera estado una mayor profundidad. Es que a veces casi parece que la mayoría están de decoro, salvo uno o dos y así, normal que Jessie sea quien lo tiene que hacer todo. Lo mismo para algunas situaciones, que aquí es donde falla el que dedique pocas palabras para narrarlas y pasa de manera fugaz.

Así que con todo, me ha parecido bastante buena. Se nota todo el esfuerzo detrás para crear una historia de lo más fiel y unos personajes verosímiles, pero una mayor carga en ellos les habría sentado mejor para empatizar con ellos. Pero, en su conjunto, es una lectura muy recomendable.

Nota: 7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario