22 feb. 2018

[Crítica] Black Panther

Black Panther

Título original: Astérix aux Jeux Olympiques
Año: 2018
Duración: 134 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Ryan Coogler
Guion: Mark Bailey, Joe Robert Cole. Basado en el cómic de Stan Lee y Jack Kirby.
Productora: Walt Disney Pictures, Marvel Studios


Sinopsis


Cuando un viejo enemigo reaparece, T'Challa, el recién proclamado rey de Wakanda, será puesto a prueba como Rey y como Black Panther, viéndose arrastrado a un conflicto que pone en peligro todo el destino de Wakanda y del mundo.


Opinión


Una película que me ha sorprendido bastante. Cuando parece que Marvel ya se ha ganado al público y se dedica sólo a hacer películas palomiteras, resulta agradable ver que aun es capaz de hacer algo que rompe con sus propios esquemas.

A ver, es cierto que ofrece, en esencia, lo mismo que otra película de superhéroes, ya sigue teniendo la misma fórmula que tienen todas ellas, pero esta tiene un mayor trasfondo mejor aprovechado y aun así arregla bastantes errores que ya tenían otras películas, como puede ser el exceso de humor que corta el rollo de las escenas.



A Wakanda lo presentan como un país de Sudáfrica que gracias a un metal único, el vibranium, ha conseguido un progreso y un avance tecnológico sin igual y por temor a lo que pudieran hacer la gente de afuera con dicho metal mantuvieron el país oculto. Pues bien, todo el conflicto de la película gira en torno a esto, ya que el villano, al ser extranjero ha visto el trato que han sufrido los negros en general y debido a que Wakanda no hiciera nada al respecto es lo que le lleva a tratar de convertirse en el nuevo rey. Esta faceta tan humana, es lo que edulcora el argumento y nos presenta un gran villano con unas convicciones que le dan un mayor retrato.

El protagonista, T'Challa comienza con la duda de que no sabe si será un buen rey. La gracia está en que tiene un cambio muy brusco, todo el conflicto que tiene con el antagonista no queda en nada y es lo que hace mella en el protagonista viendo como las palabras de su rival tienen algo de verdad y es lo que lleva a un cambio de parecer. Como podéis ver, este enfrentamiento es uno de los pilares que añaden una faceta más profunda a la película.



El filme tiene un tono más serio. Son escasos los gags y los toques de humor en comparación con las demás. Pero esto no lo convierte en una película aburrida, sino todo lo contrario, porque el interés y la historia se superponen, además las escenas de acción están manejadas con gran soltura, como cabría esperar. Por ello en casi todo la película supone una mejora.

En el apartado visual la película cumple de forma soberbia. Wakanda está retratada de una grata manera aunando la cultura africana con un toque de ciudad futurística. Y es que se  ve de maravilla, tener desde edificios modernos, laboratorios y demás, pero a la vez vemos como la gente viste atuendos más tradicionales, así como somos testigos de unas tradiciones y unas ceremonias típicas africanas. Hasta el estilo artístico usado en los viajes oníricos, queda majestuoso.



De lo que más peca es que desaprovecha algunos personajes secundarios. Por ejemplo, el agente del FBI aparece desde el principio como alguien importante y al final todo su peso en la trama queda muy limitado y hay más momentos donde sientes que está de adorno. Otra cosa, es cómo la trama empieza a arrancar para lo que quieren mostrar, parece hecho de forma muy abrupta y no entiendo por qué no empezar con el verdadero villano en vez de ponerte a uno que hace más de cabeza de turco que no sirve de nada, porque luego el antagonista llega a Wakanda como si nada.

Pero bueno, estamos ante una sorpresa más que buena para lo que llevamos de año. Me esperaba una película más del montón, pero oye, al final nos han ofrecido un producto mucho más profundo e interesante. La recomiendo, en serio.

Nota: 8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario