26 ene. 2018

[Impresiones] Nintendo Labo

Nintendo es una compañía que, ya sea para bien o para mal, no suele dejar indiferente a nadie y una vez más lo ha demostrado con esta propuesta que nos ha pillado por sorpresa a todos, como es Nintendo Labo. Viendo todo el revuelo que se ha montado, he creído conveniente dar mi opinión al respecto, de lo que me ha parecido la idea.



Lo primero, ¿qué es Nintendo Labo? Esta nueva idea original consiste en que puedas montar tus propios periféricos utilizando simples planchas de cartón. De esta manera, una vez montadas y agregándoles los Joy-con, consigues los llamados "Toy-con" con el que podrás jugar de maneras distintas. La gracia de esto, es que puedes personalizar los Toy-con como más te gusten y para aquellos que sean muy creativos, podrán esamblar sus propios Toy-con y de esta manera crear nuevas formas de jugar.

Bien, una vez aclarado digo lo más negativo que me ha parecido. Lo peor para mí es el precio y es que estamos hablando de que las planchas para ensamblar los Toy-con cuestan 70€ y 80€ los dos packs que nos han mostrado. Vale que vienen con un juego incluido para que puedas aprovechar tu creación, pero no han mostrado nada de ello. ¿Estamos hablando de una experiencia completa o tan sólo un par de minijuegos simplones que al poco rato ya te cansan? A falta de información para mí, es algo caro.



Otra cosa que veo, es el que se use cartón. Lo que me preocupa es que una vez creado tu Toy-con a éste le pase algo, como que se rompa o se doble, etc. De momento Nintendo tampoco se ha pronunciado en cuestión a recambios y demás. Entonces, ¿si se me rompe el Toy-con debo gastarme otros 70€ si lo quiero de nuevo? ¿O me quedo sin jugar? El cartón no es que sea resistente y con el tiempo se va a degradar, por lo que ya me parece caro y si encima se estropea te tienes que aguantar, pues mal vamos.

Dicho esto y a espera que Nintendo se pronuncie al respecto, tengo que decir que me ha parecido una idea brillante. Lo primero, es que hay que tener en cuenta que la idea está enfocada para los más pequeños, para que fomenten su creatividad realizando estas manualidades con sus padres y que pasen más tiempo juntos. Es una idea original, primero montas el periférico y luego juegas. no difiere tanto de la típica manualidad que hacíamos en clase, sólo que ahora se le puede dar un uso gracias a las posibilidades que ofrece la Nintendo Switch.



Por lo que para los jugadores más tradicionales, simplemente que lo ignoren que la Switch todavía ofrece un catálogo más convencional. No entiendo a que viene tantas quejas cuando es algo que obviamente no va enfocado a ellos. Es como cualquier otro juego que sale al mercado, si a mí no me gusta pues lo dejo y me compro otra cosa, veo ridículo estar quejándome de que dicho juego ha salido como si de alguna manera me afectara. Lo peor es que algunos ni se molestan en comprender el concepto.

Y es que, si miramos más allá de que Labo es un simple trozo de cartón, se puede ver un mundo de posibilidades por descubrir. Lo importante no es el cartón, éste es únicamente el material que nos permite crear, y lo mejor de todo es que gracias a los Joy-con se consigue una experiencia más que inmersiva. 

El que con un simple piano de cartón, por ejemplo, gracias a la Switch seas capaz de tocarlo y poder escuchar las notas como si de un piano de verdad se tratase... no sé, a mí esto me pilla de niño y me faltarían palabras para expresar la alegría que sentiría. Estamos hablando de trasladar la imaginación de un niño a algo más próximo a la realidad.



Luego hay gente que lo crítica diciendo que encima de ser caro, eres tú quien se lo tiene que montar como si fuera un mueble del Ikea. Pues que queréis que os diga, para mí eso es parte de la gracia. Será porque a mí me gustan las manualidades (y recordemos que esto está pensado para niños), pero para mí es que la gracia está ahí precisamente. Como ya dije, está enfocado como cualquier otra manualidad que venden en las tiendas. 

No nos quejamos de que nosotros tenemos que montar los puzles, si no que sabemos que lo divertido es que seamos nosotros quienes formamos la imagen. Aquí es lo mismo, pero como añadido se une el concepto con el del videojuego. De esta manera consigues dos cosas: Que tu creación no se quede simplemente en una estantería, es decir, poder darle un uso; y tener la oportunidad de probar formas de jugar únicas, como cuando éramos pequeños y dábamos vida a juguetes.



Como ya dije, me da que muchas quejas van más por el desconocimiento. Nintendo Labo me parece una experiencia para otro tipo de usuarios y no sólo los tradicionales (niños recuerdo una vez más, que parece que muchos olvidan este punto). Tampoco hay que ser tan catasrofistas, no es que el próximo Mario o Zelda vayas a tener que ensamblar tus Toy-con obligatoriamente para poder jugar. Y en caso de que fuera así, estoy seguro de lo que dejarían como añadido para hacer la experiencia más profunda.

Yo por mi parte, como niño de corazón, le daré al menos una oportunidad antes de sentenciar nada y ya comprobaré por mí mismo hasta qué punto está bien llevada la idea.

¿Y vosotros? ¿Qué os ha parecido Nintendo Labo? ¿Os compraréis un pack de salida?

No hay comentarios:

Publicar un comentario