24 ene. 2018

[Crítica] Super Mario Odyssey

Super Mario Odyssey



Título original: Sūpā Mario Odessei
Año: 2017
Desarrolladora: Nintendo
Distribuidora: Nintendo
Plataforma: Nintendo Switch



Sinopsis


Bowser ha secuestrado a la princesa Peach y tiene pensado celebrar la boda del siglo... ¡a menos que alguien le pare los pies! Únete a Mario y a su nuevo compañero Cappy, en esta aventura épica. ¡Recorreréis ruinas misteriosas, una ciudad iluminada con luces de neón, un bosque repleto de máquinas y otros lugares emocionantes a la par que exóticos!


Opinión


La cumbre del personaje insignia de Nintendo llega con Super Mario Odyssey, demostrándonos una vez más que aun siendo una saga con más de 30 años a sus espaldas todavía es capaz de sorprendernos, de hacernos sentir como unos niños mientras exploramos con el exfontanero el vasto universo que se nos presenta.



La trama aquí se queda como una mera excusa para ir recogiendo, en este caso, energilunas para seguir avanzando en cada uno de los mundos afrontando cada uno de los mundos. Y es que Bowser para celebrar su tan ansiada por Peach, ha contratado a los mejores organizadores de bodas, los Broodals, que se llevarán los elementos más icónicos de cada uno con el fin de crear la mejor ceremonia. En esta ocasión nos convertimos en el aguafiestas, ya que nuestro objetivo es impedir que dicha boda se lleve a cabo.

Super Mario Odyssey supone un plataformas 3D que se nota que está cuidado al detalle. El mimo no sólo se nota en las grandes cosas como en la diversidad de los mundos y demás, si no también en los pequeños detalles como ver que Mario al pincharse con un cactus se le ven los pinchos pegados a la nariz o si estamos en un mundo helado y no llevamos ropa de invierno, veremos como el pobre se congela.



El juego abandona el sistema de fases y apuesta enteramente por la exploración. Así cuando llegamos a un nuevo mundo tenemos la posibilidad de explorarlo con total libertad en busca de las mencionadas energilunas, aunque a veces también tendremos que cumplir una misión antes que nos abrirá paso a más zonas por descubrir.

Las energilunas se encuentran distribuidas por todas partes, las hay desde las que son muy sencillitas que apenas se consiguen con dificultad hasta las que suponen un mayor reto. Si a eso sumamos que la cantidad es bien grande y que para avanzar apenas necesitamos unas pocas conseguimos un equilibrio perfecto. Aquellos que se centren en acabar el juego o que se cansen fácilmente lo tienen fácil para completarlo, pero los más avezados que quieran ir al 100% tienen un mayor número de retos que afrontar.



Y es que, las energilunas pueden estar donde sea podremos comprarlas con dinero que vayamos consiguiendo por los mundos, buscarlas enterradas, venciendo a jefes, superando fases de plataformas, realizando con éxito minijuegos... y más. Todo ello como se ve, es que el juego ya te ofrece mil posibilidades, lo que deja atrás la monotonía. Además de que en cada mundo se han centrado en darle un toque único con algunos retos y puzles, lo que le confiere mayor variedad.

Para superar el juego se puede hacer en menos de 20 horas. Sin embargo, si quieres conseguir el máximo del juego, es decir todas las energilunas y unos retos extra, se pueden llegar fácilmente a las 70-80 horas y todavía más si recordamos que sacarán una actualización llamada Mundo Globo que nos permitirá esconder un globo y buscar el globo que otros jugadores hayan escondido previamente. Tal vez me anime a hacer una reseña de este DLC cuando salga, aunque ya veré.



El juego irradia de ingenio por todas partes. La posibilidad de transformarte en casi cualquier enemigo abre un nuevo abanico de posibilidades en cuanto a puzles. Las monedas locales ya suponen otro reto que superar en cada mundo con el que podrás comprar adornos para tu nave o ropa. Y es que en este juego han añadido la personalización, en el que podrás vestir a Mario con diferentes atuendos e ir como más te guste. Un pequeño añadido de los que siempre se agradece.

Sin duda es un juego que gana mucho gracias a todo lo que ofrece, la idea está muy bien llevada. Por supuesto a todo aquel que tenga una Nintendo Switch se la recomiendo encarecidamente, un videojuego más que entretenido y enfocado para que todo tipo de jugador pueda sentirse a gusto con él. Una verdadera obra maestra y una aventura "para quitarse el sombrero".

Nota: 10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario