5 ene. 2018

[Crítica] Star Wars: Los últimos Jedi



Star Wars: Episodio VIII - Los últimos Jedi


Título original: Star Wars: The Last Jedi
Año: 2017
Duración: 152 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Rian Johnson
Guion: Rian Johnson. Basado en los personajes de George Lucas
Productora: Lucasfilm, Ram Bergman Productions, Walt Disney Pictures.

Sinopsis


La fuerza siente un cambio y los Maestros Jedi saben que es el momento de regresar. La galaxia se encuentra perdida y separada, y deberán unir fuerzas si no quieren que sea el fin de la paz. Con el rumor de una guerra, los pocos aliados que quedan emprenderán la búsqueda para aumentar sus aliados, mientras se enfrentan a la desconfianza y el temor de aquellos que no olvidan ni perdonan.

Opinión


Pese a las casi 3 horas que dura la película no se hace y sabe en todo momento como mantener la atención del espectador, que siempre va preguntándose qué es lo que sucederá a continuación. Lo que quizá se hace más pesado es el comienzo, la trama tarda un poco en arrancar, pero ya cuando va cogiendo forma se ve que el nivel de la película aumenta.


Lo que hace a la película tan interesante y que hace mantener la expectación es que intenta siempre tener un giro. Es decir, que cuando parece que va a pasar algo, saben darle la vuelta y que no se vea venir nada. Y no estoy hablando de grandes giros argumentales, que también tiene alguno que otro, pero principalmente hablo de los pequeños, como una simple vuelta de tuerca que cambia un poco el transcurso de la historia. 

Eso sí, el problema de haber abusado de esto, es que no quita de hay momentos donde queda forzado, a veces me pregunto si hay algunas situaciones que ya tienen pensadas o simplemente las hicieron para causar mayor impacto. Hay algunos giros que te dan la sensación de que sólo desaprovechan aun más la historia, ya que cierran cosas que podrían haber dado mucho más de sí. Parece como si Ryan Johnson en pos de sorprender, quiso cambiar algunas de las cosas que ya estaban establecidas. Esto deja con un fuerte sabor agridulce pensando en lo que podría haber sido.


La trama presenta varias situaciones complejas, pero está muy bien pensada en la forma que lo continúan y como se acaba hilando todo. Esto me parece un con respecto al Episodio VIII porque intenta brillar más por cuenta propia y dar paso a esta nueva generación y no estar siempre viviendo de la trilogía original.

Eso sí, no todo es bueno y es que al darle más peso en la trama, sientes que muchos de los personajes no han quedado bien parados. Me refiero a que hay mucho que te da igual o simplemente que ves forzados sus actos. Básicamente los únicos que muestran una son Rey y Kylo, que cada uno tiene su propio conflicto interno que debe lidiar y es lo que hace que esto se vean mejor retratados. El resto, aunque la trama se divida en varias historias, y sean protagonistas de sus propias historias se sienten como en un segundo plano y no genera ningún interés.


Por lo demás es una película espectacular, ya que la película está muy completa, momentos de tensión, algún que otro momento más cómico y sobretodo una mayor profundización el el trasfondo de la historia, el llamado lore, que ha aclarado bastantes dudas, que en especial surgieron en la anterior película.

En conclusión, para mí ha sido una gran película que he disfrutado y diría que la recomiendo, pero estoy seguro de que cualquier fan de la saga ya la habrá visto o tiene intención de. A mí me ha dejado bastante contento.

Nota: 7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario