22 ene. 2018

[Crítica] El instante más oscuro

El instante más oscuro


Título original:
 Darkest Hour
Año: 2017
Duración: 125 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Joe Wright
Guion: Anthony McCarten
Productora: Perfect World Pictures, Working Title Filmes

Sinopsis


Gran Bretaña, Segunda Guerra Mundial. Pocos días después de convertirse en Primer Ministro, Winston Churchill, debe tomar una difícil decisión. En pleno avance de las tropas nazis por toda Europa Occidental, cuando la amenaza de invasión es inminente, Churchill tendrá que elegir entre luchar contra Hitler o aceptar el acuerdo de paz que este le ofrece pactar. 


Opinión


La película destaca porque representa las decisiones que se tomaron en los momentos más cruciales en la Segunda Guerra Mundial. En dicho período, Churchill tuvo que mandar como Primer Ministro mientras las tropas Nazis conquistaban Dunkerque para dirigirse a Reino Unido.

Tengo que decir que este tipo de filmes nunca me suelen gustar, ya que suelen aprovechar ese sentimiento de la historia y la superación con la que se ganan el fervor del público. Y claro, esto suele llevar, como en esta misma película, a un descuido por parte del desarrollo de la misma trama.



No me ha parecido una mala película, pero sí que le he visto más defectos que aciertos. Para empezar el personaje de Churchill no es lo bastante fuerte para llevar todo el peso del metraje. Quiero decir, se enfocan mucho en él y no siempre es que suceda algo interesante, lo que lleva al aburrimiento y que haya momentos en los que acabes cansando de él.

Las tramas secundarias que tiene no refuerzan el metraje, porque niguna concluye. Por ejemplo, con la mujer de Churchill o su secretaria que hay momentos donde ves que ellas también sus problemas y su forma de encajar con todo lo que está ocurriendo. Pero nada, parece que sólo servía para edulcorar unas escenas, porque es que luego se ignora completamente esos hechos.



Y bueno, el propio conflicto de Churchill queda mal representado y hay momentos en los que no se comprende del todo su dilema, porque a veces parece que hay más de lo que parece. Y luego, hay algunas escenas que alargan mucho que te sacan fácilmente de la película, sobretodo cuando son cosas muy aparte de la trama.

Lo mejor de la película ya es de cara al final. La escena del metro me pareció graciosa a la par que interesante por ver cómo enfocaba el conflicto de una manera lógica a la par que diferente. Y eso, que la manera se vuelve interesante por cómo se va resolviendo y todo lo que va sucediendo. Por lo demás, es que me parece una película bastante olvidable.



¿La recomiendo? Bueno, a todo aquel que le guste la historia, creo que le gustará. Pero a mí es que me ha parecido una película con un desarrollo muy lento y bastantes momentos estirados de mala manera y es una película que te acabas olvidando de ella. No es mala porque al menos cuenta bien lo que quiere y saben transmitir muy bien todo el apogeo del momento, pero eso no la salva.

Nota: 5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario