29 dic. 2017

[Crítica] Coco


Coco

Título original: Coco
Año: 2017
Duración: 109 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Lee Unkrich y Adrián Molina
Guion: Adrián Molina y Mathew Aldrich. Historia original de Lee Unkrich, Jason Kaz, Mathew Aldrich y Adrián Molina.
Productora: Pixar Animation Studios, Walt Disney Pictures.

Sinopsis


Miguel es un joven con el sueño de leyenda de la música a pesar de la prohibición de su familia. Su pasión le llevará a adentrarse en la "Tierra de los Muertos" para conocer su verdadero legado familiar.


Opinión


Pixar sin duda lo ha vuelto a hacer. A poco a poco que el cine de animación va tirando por la risa fácil y argumentos mediocres que sólo crean películas relegadas al olvido, Disney demuestra una vez más, de la mejor manera posible, de lo que realmente es capaz este género del séptimo arte.

La película pese a que parte de una clásica premisa como ya pudimos ver, por ejemplo, en Vaiana (las prohibiciones en su familia que el protagonista quiere quebrantar), pero aun así sabe resaltar por la manera en que está presentada. Todo, desde la familia, la historia, el Día de los muertos y el propio mundo de éstos. Una magnifica presentación hecha en un ritmo perfecto, ni se hace pesado ni tampoco rápido, sino hecho de la mejor manera posible para que lo comprendas todo, además de que sabe bajar el ritmo en las escenas tristes, pero. por ejemplo. en el clímax, es increíble lo que uno se pierde con tan sólo un pestañeo.


La animación, como es habitual del estudio, es sobresaliente. Donde mejor se ve es en la "Tierra de los Muertos" que desborda gran creatividad por cómo está realizado y sus personajes que converge todo en una delicia para los ojos y una animación realmente fluida.

Ni siquiera la trama se queda atrás. Se nota todo el cariño que tiene detrás y el trabajo que le han metido detrás, que da lugar a más de un giro que llega a sorprender y a la vez que deja conectado todo lo que se nos ha ido presentando. Pero además es el propio tema de la familia, muy bien tratado de la forma más tierna posible que edulcora todo el metraje.


Y es que los personajes se hacen de querer desde el primer momento, Todos están muy bien caracterizados y es fácil empatizar con ellos, en especial con Miguel con ese aire de joven intrépido, pero que aun tiene mucho que aprender. Todo ese cariño se hace ver en varios momentos, que aunque sepamos cómo va a acabar, la tensión y el alivio posterior no se nos quita.

Tiene "gracia" que pese a ser de animación no tiene tantos gags como tales, salvo algún par de escenas. Quiero decir, es que se vale de ese ambiente tan alegre y animado que es lo que usa para sacarte una sonrisa. Vamos que sigue siendo muy divertida, pero de una manera más natural.



Otro detalle es que en España nos ha llegado con el doblaje mexicano, lo que me ha parecido muy correcto porque le da un toque más inmersivo. Se agradece, sobretodo por ejemplo en las canciones que al tener un estilo folclórico queda mucho mejor verlas cantada por alguien de la propia cultura. De hecho, recomiendo más ver esta película con este doblaje que con el inglés, sobretodo porque en las canciones a veces alternan entre español e inglés cantando que en mi opinión no queda del todo bien.

En conclusión, esta es una película que sin duda alguna recomiendo y especialmente ahora que estamos en época navideña donde el tema familiar está tan presente. Una obra maestra donde se nota todo el esfuerzo y dedicación que tiene detrás que y que no creo que deje indiferente a nadie.

Nota: 9,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario