21 dic. 2017

[Crítica] Asesinato en el Orient Express


Asesinato en el Orient Express

Título original: Murder on the Orient Express
Año: 2017
Duración: 114 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Kenneth Branagh
Guion: Michael Green. Basada en la novela de Agatha Christie.
Productora: 20th Century Fox, Genre Films, The Mark Gordon Company, Scott Free Productions, Latina Pictures.

Sinopsis


Durante un viaje en el legendario tren Orient Express, el detective belga Hercules Poirot investiga un asesinato cometido durante el trayecto, y a resultas del cual todos los pasajeros del tren son sospechosos del mismo.




Opinión


La película resulta entretenida, posee un ritmo fluido que decae. Es lenta, sí, pero en esta clase e filmes es lo que cabría esperar, ya que es el más adecuado para poder mostrar todos los hechos. Desde el primer momento, realiza una gran presentación al personaje principal, Hercules Poirot, de modo que su nombre y su fama, así como sus excentricidades, pasan a tener un carácter muy familiar al espectador. 

La trama se presenta e lo más intrigante, ya que desde el mismo momento en el que el protagoonista va a subir al tren, ya vas conociendo a los demás personajes, cada uno con sus secretos y sus cosas que ya hace ver que algo pasará y ya uno intenta elucubrar lo que ocurre. De hecho, ya cuando la investigación va más avanzada, ves como con cada detalle, cada vez que Poirot interroga a alguno de los pasajeros, que cada uno podría ser sospechoso porque todos intentan esconder algo. Como ya dije, el ritmo es lento, pero ese aire de suspense es lo que hace que no decaiga interés y no se haga pesada la película.



Aun así, no todo es bueno en la película. Lo primero es cuando descubre la identidad de quién ha cometido el asesinato y la verdad es que sólo supone una decepción que da la sensación que parece un intento de crear algo muy sorprendente e inesperado, que,no termina de cuajar. Además, ya como algo personal, siendo que el elenco está formado por caras tan conocidas, me resulta un tanto sorprendente que estén tan desaprovechados, ya que es difícil acabar quedándote con uno, ya que ninguno hace que lo recuerdes.

Y es que la caracterización es otro fallo importante, ya que es muy pobre. Por ejemplo, con Poirot, no puede ser que se trabajen tanto la presentación de su personaje, como alguien que siempre busca el equilibrio perfecto en todo, para que eso luego no se vuelva a mostrar salvo en escenas contadas como para recordarte que es especial. No queda como alguien natural y al final parece como gags propios del personaje.



Y volviendo al final, ya que no es sólo saber la verdad del asesinato, sino el cómo se resuelve. Si ya dije que se notaba forzado el descubrir quién fue, la manera que intentan justificar el por qué se cometió no convencen y mucho menos las acciones que toma el protagonista con respecto a ello como que no son ni creíbles. Está bien que hagan que este asesinato haga una mella en Poirot y que se vea como alguien más redondo y eso haga que llegue a un momento de reflexión. Pero es eso, se ve muy falso y lo que he dicho, parece otro intento de que este caso fuera importante para el personaje principal y no se viera simplemente que era un caso más.

En fin, la película resulta un entretenimiento más que digno, pero es de esas que aunque el recorrido esté bien, es el final lo que emborrona el viaje y acaba dejando un sabor agrio que es lo que hace que uno no sienta una satisfacción al acabar la proyección. Por lo demás en su conjunto está bien construida, sabe mantener muy bien el misterio que se hace inquietante y todo muy bien detallado.

Nota: 6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario